martes, 21 de junio de 2011

Feminismo hasta en una Letrina

Me encanta el blog, La Letrina, y hoy leí una reflexión sumamente interesante. Titulada "Rellenitas", esta nota comenta el modelo de la mujer que se promueve hoy en día: un ser superficial y que carece de inteligencia u opiniones propias. Como señala la autora, sólo basta con echar un vistazo a nuestra farándula actual para darse cuenta de los valores que estamos inculcando...





Aquí les copio el texto por si se borra el enlace:

¿Porqué todo junto se escribe separado y separado se escribe todo junto? Analicen y contesten. Bah! Eso no viene al caso y tampoco lo que pretendo exponer, pero es digno de una buena crítica, tan increíble como cuando la peluca de Carlos Díaz Olivo se refirió a José Juan Barea (jugador del equipo de Dallas en la NBA) de forma despectiva y cito: “Que meter una bola por un rotito no era el triunfo de una patria.” Bueno seguramente esas palabras se tratan de él y su desempeño en la cama, el cual tiene que ser nulo. Sin embargo, son un ejemplo claro que la peluca “has a mind of it’s own” y que está en control total y absoluto de este guanimo con bizquera desenfrenada. Ok, pasando a lo que deseo plasmar en este foro, es muy sencillo: analizar los paradigmas y criaturas que son capaces de caminar y mascar chicle como toda una parcelera a la misma vez, sin entender aún cómo lo hacen: Maripily y Lucy García.

Vamos por partes. Maripily, quien posee un bachillerato en Brutalidad con Concentración en Disparate tras otro, dueña de boutiques de ropa que solamente dos personas usan: ella y Satanás, ser la única mujer con tres mimes en el hueco donde se supone que vaya el cerebro: uno en coma, el otro con derrame cerebral y el último que se fue flat line, es una figura geométrica extraña pero muy trillada en los medios y la comunidad en general. Pero esto no impide llevarla a una comparación más profunda con la famosa Miss “frape podrío” Cocos: Lucy “vieja ridícula” García. ¿Quién es Doña Lucy? Este monumento cundío de celulitis y estrías con pronta fecha de expiración, se galdea en los medios de comunicación como modelo, representante de la belleza y no de Avon, fiel creyente de Dios, defensora de los valores de la familia y derechos de los niños. Se escucha muy bonito pero no pega con el hecho de que lanzará para el 2011 un calendario semi desnuda, como Dios la trajo al mundo y cito: “No nos podemos olvidar que él, que es Todopoderoso, nos trajo al mundo sin ropa.” Si así como lo lee, la binguera esta con ínfulas de MILF, se proclama un ejemplo para la sociedad enseñando los cueros guindaos en poses sugestivas para que sus “diz” que valores sean imitados por las mujeres jóvenes y entradas en edad. Definitivamente hay una semejanza entre ella y Maripily: no saben expresarse en público y se contradicen como todo borracho cuando se jacta diciendo que beber alcohol es como beber agua. Así son éstas anormales.

Son especies que buscan la atención de los medios utilizando su apariencia, no importa si han arriesgado su vida, su salud y su familia, todo esto con el propósito de parar bichos, conseguir reconocimiento aumentar su ego de “estoy más buena que todas ustedes feocias” y lo esencial que no es visible a los ojos: el dinero. Pregunto, ¿esto está estrechamente vinculado a los valores que nos han enseñado desde que andábamos en pampers? Digo porque ser una mujer con valores no lo tiene que gritar a los cuatro vientos usando un gistro que pá sacarlo tendrían que usar un alicate. Una mujer con valores lo demuestra reflejándolo en los demás y no necesita de rellenos, arreglos estéticos, concursar en certámenes de belleza, enseñar el culo sabrá Dios si ni se lo han limpiao’ bien, todo por la vía fácil, sin sacrificios porque está demás decir que no saben que carajos significa el concepto. Son incapaces de educarse, de envolverse en una conversación, exponer su punto de vista, defenderlo y respetar el de los demás. Lo que hacen es desarrollar maña para obtener lo que desean destruyendo a quien se le cruce en el camino y admirando otros cueros que tienen el mismo size de chocha estira que el de ellas.

Lamentablemente los hombres se han acostumbrado a preferir este molde plástico, fácil de seducir y sacar provecho a elegir adentrarse a un mundo más amplio, interesante, que desarrollado con tanto sacrificio para “blend in” es ignorado ante un bikini animal print y en este caso, un animal modelándolo. Por eso es que sus vidas son más fáciles que la tabla del cero: porque son cohetes. Maripily piensa, *cough* perdón, asegura que jamás envejecerá como todas las mujeres del mundo. Simplemente será un clon de la Mrs. Cocos haciendo el ridículo. Rellenándose por todos lados, vendiendo besos y fotos en un booth de Plaza porque ella sí se preocupa por nuestra niñez y la falta de valores de nuestro país. Por favor no continúen tratando de engañarse, consigan un poco de dignidad aunque sea en un puesto de gasolina. Lean artículos enriquecedores que les enseñen a ser mujeres de verdad no gajos publicitarios sin nada que ofrecer a la sociedad. ¡Arriba las mujeres inteligentes y bellas no kitros ni truckeras!

No hay comentarios:

Publicar un comentario